Skip to content

Entrevista a Fernando Alfaro

junio 3, 2011

Los placeres y los días

 

 “La vida es extraña y rara” es una colección de accidentes vitales rodados en plano secuencia que comenzó a filmarse sin apenas guión y se ha acabado convirtiendo en uno de los mejores trabajos de la carrera de Fernando Alfaro

 

“Nos inventamos rutinas para ordenar la vida, pero en realidad el mundo es caótico”, explica Fernando Alfaro para condensar su accidentado periplo durante los últimos cuatro años, pero también el contenido de su último disco, “La vida es extraña y rara” (Marxophone), inspirado en hechos reales y el contrasentido de la vida. “El hecho de que el disco comience precisamente con un tema como “Extintor de infiernos” obedece precisamente a esa sensación de torbellino que se busca ya desde la portada, con ese personaje que no sabes si está cayendo al vacío o siendo abducido hacia el cielo. Si estuviésemos ante el guión de una película taquillera, lo lógico sería poner el tema al final para buscar el golpe de efecto, pero lo cierto es que fue una de las primeras canciones que compuse”.

Durante algún tiempo, sencillamente, ni siquiera hubo guión. Las canciones que tenían que haber dado continuación inmediata a su disco con Los alienistas, “Carnevisión”, se quedaron a medio grabar por diversas circunstancias y de momento duermen el sueño de los justos. “Ni siquiera sabía si iba a terminar grabando un disco. Simplemente me venían las canciones, algunas de las cuales compuse sin ni siquiera tener una guitarra, teclado o secuenciador al lado. Tan sólo con melodías vocales. Es un disco creado desde la más absoluta y radical libertad. Si una de ellas tenía que durar siete minutos o incluir varios cambios de estructura, se hacía”.

Este carácter ingobernable de las canciones llevó a Alfaro a buscar un lenguaje musical diferente al de trabajos anteriores, macerado en cientos de horas de conversación con Raúl Refree y aliñado con un par de brazos rotos, que han retrasado el lanzamiento del disco pero han permitido que esté trabajado a conciencia. “El propio carácter de las canciones se impuso a la producción.  Eso determinó que el plano de voz fuera más alto y las letras resultaran más claras, en el sentido de nítidas. En esta ocasión no quería coproducir siquiera el disco y me he dejado llevar, aparcando el ego a un lado. Eso nos ha permitido tanto arriesgar como subrayar los estilos. Hay quien me ha dicho, y estoy de acuerdo, que esa mezcla entre guitarras saturadas y acústicas de canciones como “Hijo de perra” le recuerda mucho a la Luz en tus entrañas, el primer disco de Surfin´bichos, aunque no se parezcan en cuanto a producción”.

En “La vida es extraña y rara” conviven baladas a lo Phil Spector con píldoras de punk-rock, dulces atmósferas al piano y vientos aberrantes. Y sin embargo, se trata del trabajo más pop que haya grabado Fernando Alfaro. “Para mí lo más importante son las canciones y las de “Carnevisión” me pedían una especie de continuidad de los discos que había grabado con Kaki Arkarazo. Esta vez no ha sido así. Si el anterior disco era más descriptivo, “La vida es extraña y rara” es más introspectivo y confesional, como en su día lo fue “Los diarios de petróleo” que grabé con Chucho. Por eso, musicalmente también tenía que suponer un paso adelante”.

“La vida es extraña y rara” es un tratado de claroscuros emocionales plagado de fantasmas y epifanías, confusión y ceguera de amor, tormentas galopantes y sol brillante.  Pura y buscada contradicción, como certifica “Gol psicológico”, una historia de amor loco que acaba transformándose en un pavoroso cuento de terror. Una obra vitalista, que no luminosa.  “El mero hecho de haber publicado este disco ya es un acto de optimismo puro, y no sólo por la situación general, que también. Hacer canciones es un acto positivo siempre, por muy doloroso que sea lo que estás cantando.  El momento de sacarlas fuera es un acto de rebeldía”, rubrica un relajado Alfaro que bromea con sus nuevas y buenas sensaciones, “como dicen los futbolistas” y a estas alturas de jugada ya está de vuelta de los tópicos manidos y vacíos de contenido que alguno le sigue adjudicando. “Cuando me dicen eso de artista maldito contesto: ‘¡Maldito tú!’ (risas) ¿Es una putada que te llamen maldito, ¿no?”. 

Publicado en el número de junio de 2011 de Mondosonoro

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: