Skip to content

Las 007 vidas de James Bond

noviembre 21, 2008

El antihéroe

danielcraig¿Un James Bond bajito y rubio? ¿A dónde vamos a parar? La elección de Daniel Craig como nuevo Agente 007 en octubre de 2005 desconcertó a los seguidores más talibanes, aunque casi todos sus predecesores no tardaron en defenderle. En las dos películas que ha interpretado hasta la fecha (Casino Royale y Quantum of solace), Daniel Craig ha tratado de recuperar elementos de las novelas de Bond que se habían eliminado durante los últimos años: los casinos, la sangre y el alcohol, añadiendo además grosor psicológico a un personaje que se había convertido en un maniquí de Cortefiel tras la era Brosnan. El Bond de Craig no es un héroe unidimensional. Puede ser un cabronazo maquiavélico cuyas acciones son más que cuestionables, y a lo mejor por eso nos encanta. Antes que Craig, seis actores portaron el estandarte Bond.

Un Bond atípico

barrynelsonIan Flemig, creador del James Bond literario, siempre pensó en un gentleman refinado pero decidido para encarnar a a su criatura. Soñaba con David Niven, pero tuvo que conformarse con el actor norteamericano Barry Nelson, que desconocía por completo la existencia del personaje. Nelson interpretó al primer James Bond en carne y hueso de la historia, pero la primera aventura de 007 no tuvo lugar en la gran pantalla, sino en un episodio de una hora de duración de la serie televisiva Climax Mistery Theater, emitido en octubre de 1954 en la CBS. Este primer Bond  no operaba al servicio de su Majestad,  era más bien un aventurero que trabajaba por libre y que combatía el mal tirando más de fuerza bruta y de coraje que de inteligencia. Al menos, queda para la historia la magnética interpretación de Peter Lorre, que dio vida al malvado Le Chiffre, y la música a cargo de Jerry Godsmith. Nelson murió el 7 de abril de 2007. Durante su vida, se prodigó en series televisivas como Se ha escrito un crimen, Dallas o Vacaciones en el mar.

Bond, Sean Bond

seanconnery1Cuando Ian Fleming, autor del personaje, supo que Sean Connery interpretaría el papel de James Bond se opuso por considerarlo demasiado poco refinado. Pero tras verlo en acción tuvo que retractarse. Connery se ha convertido en uno de los 007 más admirados y precisamente por su papel en esta serie el gobierno británico le dió el título de Sir. El agente de pelo en pecho -y peluquín en la cabeza- apareció en películas tan emblemáticas como James Bond contra el Doctor No, Desde Rusia con amor, Goldfinger, Sólo se vive dos veces o Diamantes para la eternidad.

El agente efímero

georgelazenbyReemplazar a Sean Connery en el papel de James Bond parecía a finales de los 60 todo un sacrilegio. Había que demostrar que se era lo suficientemente duro para aguantar tanto los golpes de los villanos como las críticas de los fans. El australiano George Lazenby lo era. Cinturón negro en Karate y amigo personal de Bruce Lee, le llegó a romper la nariz a un extra durante un rodaje, aunque sólo interpretó a 007 en Al servicio secreto de su Majestad (1969). Fue el James Bond más joven, aunque no quiso repetir en el papel porque pensaba que el agente secreto al servicio de su Majestad se había convertido en un anacronismo en pleno auge de la cultura hippie. Años después se lamentaba amargamente de su decisión. “Me quedé sin trabajo y sin blanca, en una época en la que estaba casado y tenía dos niños pequeños”. Al servicio secreto de su Majestad es una rareza en la filmografía bondiana. A pesar de ser completamente fiel a la novela de Ian Fleming, al público no le convenció demasiado la interpretación de Lazenby.

Playboy al servicio de su majestad

rogermoorePese a haber participado hasta en siete películas de James Bond, el pobre Roger Moore pasará a la historia como el hombre que tomó el relevo de Sean Connery, y el listón estaba muy alto. El actor británico, que había alcanzado la fama con su papel de Simon Templar en El Santo, convirtió al Agente 007 en un playboy desenfadado, aunque bajo su reinado pudimos disfrutar de joyas como La espía que me amó (1977). Moore cogió al personaje con 45 años, y lo abandonó con 58, cuando empezó a sentirse demasiado ridículo besando a bellezas que podían ser sus hijas. Si tenemos en cuenta que su último papel fue Panorama para matar y que le daba réplica Grace Jones, pues la verdad es que no le echamos de menos.

Un 007 shakespeariano

timothydaltonEl británico Timothy Dalton estuvo a punto de interpretar a 007 en Al servicio secreto de su Majestad, pero lo rechazó al verse demasiado joven e inexperto. 18 años después, en 1987, le llegó la oportunidad con Alta tensión. Dalton, curtido en mil teatros haciendo papeles shakespearianos, quiso hacer creíble y real al agente secreto más famoso. De hecho, los fans más expertos de Bond consideran que realizó el acercamiento más veraz al personaje original de las novelas de Fleming. Sin embargo, el público sufría de síndrome de Estocolmo después de 12 años del 007 blandito de Roger Moore, y no encajó bien a este James Bond frío e implacable. Dalton sólo hizo una película más, Licencia para matar (1989) y se supo retirar a tiempo. El actor acabó harto de la fama y de un papel que le hizo aborrecer el alcohol. “Cada vez que entraba a un bar, alguien me decía: ‘Eh, seguro que pides un Martini agitado, pero no revuelto’. Acabas harto de eso”.

Con licencia para seducir

piercebrosnanEl rostro del irlandés Pierce Brosnan se hizo habitual en las televisiones de medio mundo gracias a su papel protagonista en Remington Steele. Su contrato blindado le impidió protagonizar a Bond en Alta tensión, y el papel fue a parar finalmente a Timothy Dalton. Su primera incursión en territorio 007, Goldeneye (1999) recaudó 278 millones de euros en todo el mundo, gracias a la eficaz dirección de Martin Campbell y al atractivo del actor, que incrementó la cuota femenina de seguidoras del agente (Brosnan fue elegido el hombre más sexy de 2001 por la revista People). Brosnan hizo tres películas más, de títulos cada vez más imposibles y calidad descendente (¿pero qué es eso de El mañana nunca muere?). Brosnan quería llegar hasta los seis Bond, pero los productores no le renovaron el contrato. Fue el primer actor, por cierto, que prestó su físico a los videojuegos basados en las películas y aventuras del personaje.

Publicado en ADN.es

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Carol permalink
    marzo 2, 2010 2:23 pm

    El mañana nunca muere, es decir, tomorrow never die, se supone que fue un error. En su momento se habló de que el título real era el mañana nunca miente, es decir, tomorrow never lie. Vamos que prácticamente era un error de imprenta.

    Claro, que de eso, a que sea cierto…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: