Skip to content

Posiblemente, las peores películas del mundo

octubre 16, 2008

Este delito merece la cárcel

bodyLa relación de Madonna con el Séptimo Arte es, por tirar de eufemismo, dolorosa. Sus papeles en Shanghai surprise o Dick Tracy sólo son defendibles si se es muy fan de la diva o se va cargado de pacharanes, aunque ninguna de sus películas resulta tan decepcionante como El cuerpo del delito. El reputado crítico cinematográfico Roger Ebert también lo ve así. “He visto comedias con menos carcajadas que El cuerpo del delito, y eso que se trata de una película que ni siquiera intenta ser graciosa. Se trata de una incursión insoportablemente incompetente en el género de Instinto básico, llena de frases que sólo un guionista podría adorar y cargada de una trama que confunde el misterio con la confusión”. Esta es una de las reseñas que aparecen en Las peores películas de la historia (editorial Robin Book), un libro que agrupa las críticas más crueles del temido Ebert. Hay más. Pasen y vean…

No tan fantásticos

cuatrofantasticos¿Comete un riesgo Marvel encargándole a Kenneth Branagh la adaptación de Thor? La verdad es que nos suena a gloria después de comprobar lo que hizo Tim Story (autor de insultos como La barbería y Taxi: derrape total) con la familia más famosa de la editorial Marvel. A Ebert tampoco le emociona demasiado esta película con alma de videoclub y presupuesto millonario. “¿Son los personajes unos completos idiotas? Toda la naturaleza de su existencia ha cambiado de forma radical y se muestran tan emocionados como si les hubiera tocado un maquillaje en un programa concurso. Las buenas películas de superhéroes de verdad, como Superman, Spiderman 2 o Batman begins dejan a Los 4 fantásticos tan por detrás que la película casi debería avergonzarse de que la estuvieran exhibiendo en algunos de los mismos cines”.

Menuda ordinariez

ligahombresSe dice, se rumorea, que Sean Connery no sólo se limitó a interpretar al aventurero Allan Quatermain en esta adaptación de las populares novelas gráficas de Alan Moore, sino que llegó a dirigir más de una escena. Cualquier parecido del magnético y denso original con su versión cinematográfica, todo un delirio pulp, es pura coincidencia. ¿O no, Roger?: “La liga de los hombres extraordinarios (Stephen Norrington, 2003) reúne a un espléndido equipo de héroes para luchar contra un plan para dominar el mundo y entonces, justo cuando parece que se va a convertir en un verdadero prodigio del cine de aventuras, se hunde en acción incomprensible, diálogo idiota, motivaciones inexplicables, causas sin efectos, efectos sin causas y locura general. ¡Qué desastre!”.

Demasiado picante para mi gusto

spiceUnos cuantos años antes de suspender a lo soviético su gira de reunión y pelearse entre ellas por un quítame allá esas libras, las Spice Girls llegaron a ser más famosas que The Beatles para miles de quinceañeros. Tanto que llegaron a protagonizar su propia película (Spiceworld, 1997) y todo, y a Ebert, que es fan de los de Liverpool, la jugada no le sentó muy bien: “¿Qué se puede decir de cinco mujeres cuyas principales características diferenciadoras son que tienen nombres distintos? Todos los elementos se inspiran de una forma u otra en Qué noche la de aquel día. Pero está claro que la enorme diferencia es que los Beatles tenían talento mientras que, aceptémoslo, las Spice Girls podrían ser sustituidas por cualquier grupo de cinco mujeres menores de treinta años que estuvieran a la cola de un Dunkin’ Donuts”.

Lejos de las leyes de la física

alexandreajaNosotros esforzándonos por demostrar las virtudes del nuevo cine de terror francés y va Roger Ebert y se carga una de sus mejores películas, Alta tensión (Alexandre Aja, 2003) de un plumazo. “Me siento tentado a lanzar un aviso destripafinales y comentar varios de los acontecimientos cruciales del filme que podrían parecer física, lógica y dramáticamente imposibles, pero los espectadores listos serán capaces de ver por sí mismos que la trama tiene un agujero que no sólo es lo suficientemente grande como para que pase por él un camión, sino que de hecho así ocurre”.  Vale, ¿desde cuándo se ha visto obligado el cine fantástico y de terror a respetar las leyes de la física y la lógica? ¿Nos cargamos Alien, Nosferatu y La novia de Frankenstein también?

Si es que ya  no hay mano dura

poetasmuertosSí, Robin Williams puede ser muy cansino cuando le da por hacer de maduro enrollado, pero algunos hubiéramos dado un brazo por cruzarnos en nuestra época de estudiantes con un profesor Keating que nos invitara a disfrutar de la poesía y el carpe diem en lugar de perder el tiempo aprendiendo a manejar el vetusto tipómetro. El señor Ebert, al que no le gustó nada El club de los poetas muertos (Peter Weir, 1989) no lo ve así: “Obviamente, resulta inevitable que se acabe despidiendo de la escuela al brillante profesor y, cuando vi a sus alumnos alzarse sobre los escritorios para protestar contra su despido, me sentí tan emocionado que quería vomitar”.

Cómo aprendí a odiar a John Waters

pinkflamingosEn el momento de su estreno, Pink flamingos (John Waters, 1972, y reestrenada en 1997) causó una gran polémica por sus escenas escatológicas y provocativas. 25 años después, su impacto se había atemperado, aunque aún se seguía considerando como una de las mejores películas de este héroe de la serie B. Ebert salió del pase bastante molesto: “Pink flamingos, de John Waters, ha sido restaurada para su vigésimoquinto aniversario y, con un poco de suerte, eso quiere decir que no la tendré que volver a ver durante otros veinticinco años. Si los acontecimientos de esta cinta sólo se hubieran simulado, sería meramente depravada y asquerosa. Pero como realmente los llevaron a cabo personas de verdad, la película alcanza un extraño estatus de documental”.

¿Terciopelo o tomadura de pelo?

bluevelvetEl prestigioso American Film Institute incluye Terciopelo azul en tres de sus listas. La película de Lynch ocupó el puesto 96 en la lista de los 100 Mejores Thrillers. El villano de la función, Frank Booth, se coló en la Lista de los 100 mejores malos del cine. La película también ocupó el octavo lugar en la Lista de diez mejores películas de misterio. Terciopelo azul es una obra maestra sin duda alguna…¿o no?. “Terciopelo azul contiene escenas de una energía emocional tan descarnada que resulta sencillo comprender por qué algunos críticos la han aclamado como una obra maestra. Un film tan doloroso e hiriente como éste ha de recibir una consideración especial. Y, sin embargo, son esas mismas escenas de cruda desesperación sexual las que nos indican qué es lo que no funciona en el filme. Son tan fuertes que merecen formar parte de una cinta sincera, honesta y verdadera. Pero Terciopelo azul las envuelve en una historia enturbiada por una sátira inmadura y tomas baratas”. Roger Ebert dixit.

Un día cualquiera en Texas

matanzaSi algo es bueno, ¿Para qué tocarlo? Ebert arremete en Las peores películas de la historia contra las secuelas de películas de éxito y los remakes de clásicos. La nueva versión de La matanza de Texas, dirigida por Marcus Nispel en 2004, cosechó buenas críticas en general, aunque el crítico no tuvo ni un gramo de piedad con ella. “La nueva versión de La matanza de Texas es una película deleznable: vil, fea y brutal. No hay ni una pizca de motivo para verla. Me gustan las buenas películas de terror. Pueden exorcizar a nuestros demonios. La matanza de Texas sólo quiere arrojarnos mierda a la imaginación y limpiarse los pies en nuestros sueños”.

Polanski y el ardor de estómago

polanskiPobre del director de cine al que le coja ojeriza un crítico de renombre. Jaime Rosales y José Luis Guerín tendrían mucho que decir a propósito de las reseñas negativas que les suele regalar Carlos Boyero día sí día también. En la lista de peores películas de Ebert aparecen hasta dos películas de Polanski, con quien no parece comulgar demasiado. Su reseña a propósito de Qué (1976) reza “el título de la película se supone que es lo que dijo Carlo Ponti cuando Polanski se la enseñó. En su versión original parecía la obra de un loco, de un genio cinematográfico demente recién salido del manicomio. Point, desesperado, imprimió todas las tomas eliminadas de Polanski con el objetivo de construir una película que pareciera, en fin, una película. No hubo suerte. Cuando Polanski hace una película mala, la hace con meticulosidad”. El quimérico inquilino (1976) tampoco es que le convenza. “No sólo es mala, es una vergüenza”. Esa úlcera, Roger…

Publicado en ADN.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: