Skip to content

Quince años de irresistible atracción planetaria

octubre 15, 2008

Los Planetas son engreídos y distantes, son unos niños mimados de la industria discográfica y sólo dan conciertos memorables cuando les apetece. Eso dicen los detractores de la banda granadina, que tienen muy claras las razones por las que odian al grupo. Pero, por más que les pese, quince años después de su primerizo Medusa EP, siguen generando adhesiones inquebrantables entre público, crítica y, esto sí que es raro, entre sus propios compañeros de profesión. Algunos de ellos, como Lagartija Nick, Enrique Morente, Tachenko, Fantasma #3, Manos de Topo, Clovis, Nacho Vegas y Pumuky,  lo demostrarán en La leyenda de Los Planetas, un concierto que tendrá lugar hoy en la sala 1 de L´Auditori de Barcelona, y en el que versionarán temas de la factoría granadina.

“Lo alucinante de Los Planetas es que nunca sabes decir qué coño les hace tan especiales”, comenta Cristina Plaza, de Clovis. “Desde el principio apostaron por un estilo diferente a lo que se hacía en aquellos momentos. Presentaron otra opción de hacer pop en el momento adecuado. Fueron muy valientes”, asegura Rafa de Los Arcos, batería de Manos de Topo. “A pesar de que han tenido altibajos en su carrera, mantienen el espíritu de la juventud y buenas canciones. Es difícil que un grupo se mantenga en lo alto durante tanto tiempo”, apunta Sebas Puente, que se ocupa de la voz y guitarras en Tachenko.

Nuevas sensaciones

Julio Ruiz, desde su programa Disco Grande en Radio 3, fue uno de primeros en ver las posibilidades de la banda y apoyarla. Aún recuerda con cariño cuando llegó a sus manos  en marzo de 1992 la primera maqueta de un grupo de Granada que acababa de cambiarse de nombre, porque el que tenían,  Los subterráneos, podía confundirse con la entonces nueva banda de Christina Rosenvinge. “En esa época había muchos grupos de noise, que bebían de The Jesus and Mary Chain y Sonic Youth, pero canciones como Mi hermana pequeña, cantadas en castellano y con melodías herederas de grupos como Mamá, tenían algo diferente. Siempre que hay una revolución como la que hubo en España en esos años, tienen ventaja los que están en la línea de salida y además lo hacen bien”.

Los Planetas iniciaron su revolución a pequeña escala con Super 8 (1994), una de las piedras angulares de la generación indie española de los años 90. “Fue una experiencia dura, pero intensa, aunque nunca pensábamos que el disco pudiera pasar a la historia de la música. Emitían una intensidad tan increíble que no había que manipular demasiado para no desvirtuar el sonido”, recuerda Fino Oyonarte, bajista de Los Enemigos y ahora en Clovis, que ofició de productor del disco. “Ojalá todos los grupos pudieran debutar de forma tan bruta”.

En aquellos años Los Planetas se preguntaban Qué puedo hacer, pero han demostrado saberlo perfectamente. Desde entonces, se han sucedido seis discos de estudio más (los puedes encontrar aquí) en los que J y Florent, únicos supervivientes de una formación original que incluía a Paco Rodríguez a la batería y May Oliver al bajo) han probado, y en algunos casos abrasado, con distintos productores y músicos. Hartos de pelearse con el mundo, para Unidad de desplazamiento decidieron construir su propio estudio, El refugio antiaéreo, desde donde trabajan a su ritmo y con sus condiciones. “Han podido mantener su personalidad a lo largo de los discos. Consiguen que algo que es eminentemente local se convierta en universal. Universalmente local”, asegura Antonio Arias, de Lagartija Nick, quien mantiene una buena amistad con Los Planetas desde hace ya varios años, “lo que no suele ser muy normal en este mundillo”.

La caja del diablo

Las letras compuestas por J, en las que  habitan cuelgues amorosos y lisérgicos, desengaños varios, personajes de la Marvel y metáforas futbolísticas, han dado voz a al menos un par de generaciones de melómanos que no se identifican con los domesticados mensajes que les tratan de adormecer los oídos desde las radios comerciales. “Seguramente una de las razones de que nos enganchen tanto sea por esas letras tan jodidas y oscuras. Es un alivio que alguien se atreva a decirlas por nosotros”, razona Cristina Clovis.

“Cuando tocan Pesadilla en el parque de atracciones (“Así que ya sabes que espero que acabes pegándote un tiro”) en algún festival es increíble comprobar las caras de rencor del público acordándose de sus ex”, bromea el batería de Manos de Topo. “Las canciones de Los Planetas me han acompañado, a veces involuntariamente, durante gran parte de mi vida”, reconoce Pau Roca, guitarrista de La Habitación Roja y miembro de Fantasma #3, mientras que Sebas, de Tachenko, se lanza a berrear a la pista de baile como un chaval si al DJ le da por poner Un buen día.

Maniobra de evasión

Lo que no genera tanta unanimidad es la reciente reinvención sonora de J y los suyos. La leyenda del espacio (2007), el disco en el que Los Planetas aproximan diversos palos de flamenco a su territorio de muros de sonido y atmósferas densas, se colocó el año pasado en lo más alto de las listas de publicaciones de música especializadas, pero no ha convencido por igual a sus compañeros de profesión.

Para Rafa de los Arcos, “estaban aburridos de su propio concepto. Por lo menos, han intentado reinventarse, aunque para mí ellos siempre serán lo que fueron en los 90”. A Pau Roca no le parece “ni de lejos su mejor disco, aunque sí es una jugada inteligente”. Antonio Arias, sin embargo, considera que el disco “no sólo reivindica el Omega (el disco que fusionó las guitarras de Lagartija Nick con el cante flamenco de Enrique Morente), sino que va un paso más allá en la asunción por parte de un grupo de rock del flamenco como valor propio. Esto no se había hecho nunca”. Julio Ruiz tercia en el asunto: “Que de repente Los Planetas se acerquen a las raíces es algo lógico. Ni me maravilla ni me espanta. Lo que me despierta curiosidad es ¿qué va a pasar después de un disco tan particular como este?”.

Publicado en ADN.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: