Skip to content

Este zombie está muy vivo

septiembre 26, 2008

‘La noche de los muertos vivientes’ (1968 )

nochemuertosvivientesLa noche de los muertos vivientes es la película definitiva de zombies. La más influyente en su género y una de las mejores películas de terror de todos los tiempos. Rodada en blanco y negro y con un presupuesto ínfimo, en ningún momento se menciona la palabra zombie (como mucho se habla de muertos vivientes o “esas cosas”) y, aunque se especula con la posibilidad de que los muertos se levanten de la tierra por las radiaciones de un satélite proveniente de Venus, la causa oficial nunca se llega a explicar. El final de la película, que no desvelaremos por si queda alguien que aún no la ha visto, fue interpretado por muchos analistas en clave política, aunque nada más lejos de la intención de su director, George A. Romero. La cinta, que ha conocido distintas versiones en los últimos años, cumple su cuadragésimo aniversario, y en Sitges le rendirán su merecido homenaje. Romero en persona se desplazará al Festival, pero además se ha organizado una marcha de muertos vivientes, la llamada Eastpack Zombie Walk, que tendrá lugar el 10 de octubre y recorrerá las calles de Sitges. Los zombies han sido llevados al cine en múltiples ocasiones. Repasamos algunas de sus películas más emblemáticas.

‘La legión de los hombres sin alma’

white-zombieMientras la Universal se hacía de oro desempolvando mitos literarios como Frankenstein y Drácula, un pequeño estudio independiente, Edward Halperin Productions, se atrevía a hacer frente a la gran U con un título que inauguraba de forma oficial la presencia de zombies en la gran pantalla. La legión de los hombres sin alma sólo costó 70.000 dólares, pero luce como una gran producción porque se alquilaron sets de rodaje a la propia Universal y se echó mano del gran mago del maquillaje terrorífico Jack Pierce. Pocas veces estuvo Bela Lugosi tan brillante, y eso que sólo cobró 800 dólares por su papel de Legendre, un diabólico personaje que convierte a las personas en muertos vivientes. Su hijo asegura que, a pesar de que sólo se pasó 3 días por el rodaje, llegó a dirigir algunas de las escenas de esta macabra y visionaria película. Por cierto, el título original de la película, White Zombie, sirvió para bautizar al conocido grupo de groove metal, cuyo líder, Rob Zombie, se ha convertido en los últimos años en uno de los directores de terror más eficaces.

‘Yo anduve con un zombie’ (1943)

yo-anduve-con-un-zombieTan sólo dos meses después de finalizar su primera película juntos, La mujer pantera, el productor Val Lewton y el director Jacques Tourneur se embarcaron en la producción de Yo anduve con un zombie, una de las más líricas y sugerentes cintas de terror que se hayan rodado jamás. La película coge los personajes y situaciones de la obra Jane Eyre, de Charlotte Brontë, pero también se inspira en un artículo sobre el vudú en Haití de Inez Wallace. Si no la has visto aún, no esperes que aparezcan en pantalla ávidos comecerebros desplazándose como si tuvieran resaca o toneladas de órganos sobrevolando la pantalla. El terror de Yo anduve con un zombie es sugerido y habita casi siempre fuera del plano. La amenaza proviene de la noche, del sonido de los tambores que presagian ceremonias inenarrables, pero también del silencio tenso, del mar espectral. Tourneur siempre consideró que se trataba de su mejor película. Palabra de maestro.

‘La noche del terror ciego’ (1971)

la-noche-del-terror-ciegoMuchos años antes de productos paródicos como Una de zombies (Ángel Lamata, 2003), en España también se cultivó el género de los muertos vivientes. El director gallego Amando de Ossorio, animado por el buen momento que atravesaba el cine fantástico español, se inspiró (levemente, la verdad) en El monte de las ánimas de Becquer para aportar su granito de arena al género con La noche del terror ciego (1971). La cinta, cuya estética ya era algo casposa cuando se estrenó, está protagonizada por los llamados templarios, caballeros medievales que adoraban al demonio y que vuelven a la vida para alimentarse de la carne de púberes. A la película, que consiguió un moderado éxito en el mercado internacional, le siguieron inevitables secuelas como El ataque de los muertos sin ojos (1973), El buque maldito (1975) y La noche de los gaviotas (1975). El infatigable Paul Naschy también contribuyó al género con títulos como La rebelión de las muertas, dirigida por León Klimowsky.

‘Nueva York bajo el terror de los zombies’ (1979)

ny-bajo-el-terror-deDiez años después de La noche de los muertos vivientes, George A. Romero volvió a abordar el género zombie en la maravillosa El amanecer de los muertos (1978), conocida en parte de Europa como Zombie a secas. Lucio Fulci, artesano italiano del cine más trash, había escrito antes de que se estrenara en su país la cinta un thriller sin conexión con la película de Romero, pero los productores le instaron a incluir un prólogo y final nuevos y llamaron a la película Zombi 2 (sin e) para jugar al despiste y aprovecharse del tirón del género. La película, que incluye entre otras cosas una surrealista batalla entre un muerto viviente y un tiburón, inauguró el subgénero del espagueti-zombie, rico en globos oculares que estallan, litros y litros de sangre y miembros que se amputan con desparpajo. En España la película se conoció con el título de Nueva York bajo el terror de los zombies.

‘El regreso de los muertos vivientes’ (1985)

el-regreso-de-los-muertosGeorge A. Romero escribió el guión de La noche de los muertos vivientes en colaboración con John Russo, pero la relación entre ambos no concluyó precisamente bien. Russo se quedó con los derechos para realizar cualquier obra que incluyese la palabra “muertos vivientes” en el título. Ese es el origen de El regreso de los muertos vivientes, una novela que tenía que haber sido llevada al cine por Tobe Hooper y proyectada en 3D. Fianlmente fue Dan O´Bannon quien se hizo cargo del proyecto, que en un principio estaba concebido como una secuela de la película de Romero, siempre con la condición de que pudiera reescribir el guión a su manera. Lo que finalmente vio la luz en los cines de los 80 fue una de las más gamberras, irreverentes y divertidas comedias que se hayan rodado nunca a costa del género, un cruce de Porky´s (desnudos y lenguaje procaz incluido) y cinta de pandilleros de serie Z. De la película nacieron dos secuelas y el ascenso a los olimpos de la serie B de la reina del grito Linnea Quigley.

’28 días después’ (2002)

28-dias-despuesYa lo dijo Enjuto Mojamuto en el peor día de su vida: “Los zombies de 28 días después no son zombies, son infectados”. Y es que en 2002 era necesario realizar algunos cambios para revitalizar un género que se había vuelto un campo abonado para la parodia o la serie Z. El británico Danny Boyle volvió a poner de moda a los muertos vivientes, empleando a atletas profesionales para interpretar a los zombies (perdón, infectados por un virus), rodando casi toda la película en formato digital e incrementando la dosis de realismo para que resultara más creíble a las nuevas generaciones de espectadores, con  unas imágenes de calles desiertas de Londres que resultan estremecedoras. Uno de los nuestros, Juan Carlos Fresnadillo, se encargó de la secuela, que pule los defectos de la original, aunque se estrenara bajo el originalísimo título de 28 semanas después (2007).

‘El amanecer de los muertos’ (2004)

el-amanecer-de-los-muertosGeorge A. Romero se llevó un disgusto cuando leyó por primera vez el guión del remake de su película El amanecer de los muertos. ¿Qué es eso de que los zombies corran a la velocidad de Usain Bolt? ¿dónde nos dejamos el asunto del rigor mortis? ¿Por qué no se menciona la palabra zombie en ningún momento del metraje? Y es que, en realidad, el director Zach Snyder se tomó muchas libertades respecto al original, a pesar de que la acción de ambas se desarrolla en un centro comercial. Si la película de Romero era una crítica nada encubierta a los males del consumismo, la de Snyder es una producción frenética, cuyos primeros quince minutos son todo un ejemplo de montaje que  te dejan clavado a la butaca.

‘Zombies party’ (2004)

zombies-partyLa divertida Shaun of the dead tuvo mala suerte en la taquilla española. Su título era un homenaje al clásico del género zombi El amanecer de los muertos (Dawn of the dead) de George A. Romero que jugaba con el nombre del protagonista, Shawn, interpretado por Simon Pegg. Pero la gracia se perdió cuando el mercado español la tradujo por Zombies party y, con ese título, pocos quisieron ir a verla. La mejor secuencia de esta película que parodia con muchísimo arte el género es aquella en la que Shaun y su colega deciden acabar con un zombie lanzándole vinilos. Shawn no está dispuesto a quedarse sin sus discos de The Stone Roses (“a mí me gusta el segundo disco”) o New Order, así que deciden emplear como arma arrojadiza un disco de Sade, que se convierte en un frisbee letal. Pegg y Edward Wright, guionistas de la película, le mandaron una versión previa al maestro Romero para saber su opinión. No sólo le encantó, sino que les dio un papel de zombies en su penúltima película, La tierra de los muertos vivientes (2005).

‘El ejército de los muertos’ (2005)

el-ejercito-de-los-muertosLo malo de hablar en nombre de los soldados muertos en la guerra de Irak para conseguir más popularidad de cara a las elecciones es que puede que se levanten de sus tumbas y voten en tu contra. Esto es exactamente lo que sucede en El ejército de los muertos, uno de los episodios que rodó Joe Dante para la serie televisiva de terror Masters of Horror. Además de la crítica política explícita a la política intervencionista  de Bush, Dante tiene tiempo para acordarse de sus maestros. En una de las escenas en las que los muertos se levantan de debajo de la tierra, se puede leer en algunas de las lápidas los nombres de Jacques Tourneur, George A. Romero y Lucio Fulci.

Publicado en ADN.es

Anuncios
One Comment leave one →
  1. jorge permalink
    septiembre 30, 2009 1:41 pm

    estas imagenes estan muy perrronas ajjaajajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjajaaaaaaaaaaaaaajajajajjajajajajaajja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: