Skip to content

Superhéroes de andar por casa

junio 16, 2008

Ea, Hasselhoff se cabrea

NICK FURYMarvel Studios ha dado en el clavo con las adaptaciones de Iron Man yEl increíble Hulk, pero el hogar de los superhéroes cinematográficos está construido a base de cal y arena, y hay unas cuantas películas cuyos responsables desearían poder enterrar cuanto antes. Es el caso de esta película que en España se llamó Objetivo Manhattan y que a los fans de la Marvel les pasó desapercibida, aunque suelen ponerla de madrugada en los canales privados. El coronel Nick Furia, agente de la organización S.H.I.E.L.D, se transmutó por arte de celuloide en el inigualable David Hasselhoff, que aquí deja de lado los molones coches de ambigüedad sexual discutible y las carreras al ralentí en la playa para fumar puros con cara de tío duro. Como el personaje del cómic Marvel en el que se inspira, Hasselhoff lleva un parche en el ojo izquierdo, aunque en algunas fotos promocionales es su ojo derecho el que aparece tapado.

De arañas y hombres

spidermanLa primera aparición en el cine de Spiderman se remonta a 1977, cuando se estrenó en las salas europeas lo que en realidad era el episodio piloto de una serie de la CBS. Por inexplicable que parezca, la aberración conoció dos secuelas: Spiderman II (versión para los cines europeos del episodio de la primera temporada de la serie, The deadly lust) y Spiderman III: El desafío del dragón (correspondiente al episodio televisivo The chinese web, primero de la segunda temporada). En todas ellas encarnaba al superhéroe el imposible actor Nicholas Hammond.

Asuntos de familia

4fantasticosEn 1992 la pequeña productora Constantin Films tenía los derechos cinematográficos de la familia más famosa de Marvel, Los Cuatro Fantásticos. Eso sí, la licencia estaba a punto de caducar y había que rodar algo para renovarla. Se recurrió entonces al mago del bajo presupuesto, Roger Corman, que produjo un simpático estropicio por menos de dos millones de dólares que cruzaba trajes a lo Paco Clavel, efectos de pandereta y un guión delirante. Los productores nunca quisieron estrenarla realmente, pero los actores creyeron que la cosa iba en serio y se pasearon ufanos por las principales convenciones de cómic. Esta joyita no estrenada se puede encontrar en la Red.

Acero fundido

Ssuperman4uperman III no dejó contentos ni a los fans del personaje ni a los mandamases de la Warner, que decidieron no seguir explotando la imagen fílmica del hombre de acero. Sin embargo, la pequeña productora Cannon Group convenció a Christopher Reeves para ponerse la capa por cuarta y última vez, en una producción que el actor definiría años después en su autobiografía como “una catástrofe de principio a fin”. El bajo presupuesto de este surrealista alegato antibelicista provocó que en la batalla final en la superficie de la luna entre Superman y su némesis, el Hombre Nuclear, se viera claramente los alambres de acero que sostenían a ambos personajes, además de unas vistosas cortinas negras al fondo.

Fantasmón

motoristaNicholas Cage siempre quiso hacer una película de superhéroes. El mundo se le vino abajo cuando el proyecto sobre Superman de Tim Burton, que debía haber interpretado, se canceló. Para desquitarse, bautizó a su segundo hijo con el nombre de pila del superhéroe de acero, Kal-el. En 2006 le llegó la oportunidad de interpretar a uno de los superhéroes más chuscos del universo Marvel, el Motorista fantasma, y no la desaprovechó, llegando a escribir algunas partes del guión y a ponerse un peluquín para aparentar la edad del joven Johnny Blaze, alter-ego en la película del motero diabólico. El truco resultaba tan ridículo como el resto de la película.

Gata por liebre

catwomanMichelle Pffeifer dejó el listón muy alto en Batman vuelve. Su Catwoman era sensual, dominadora y fascinante. Por eso nadie se explica que el film sobre el personaje dirigido por Pitof fuera tan malo con semejante referente del que partir. La nueva catwoman tenía poderes sobrehumanos y ni siquiera se llamaba Selina Kyle, como en los cómics de DC, sino Patience Phillips. Está considerada entre las peores películas de la historia, quizá porque el argumento la enfrenta contra la jefa de una empresa de cosméticos de piel irrompible (Sharon Stone) o por alguna secuencia en la que, para simbolizar su transformación de mujer a mujer-gato, aparece rodeada de cerca de treinta latas de atún.

Oh Capitán, mi Capitán

capitanamericaMarvel ha anunciado que la nueva película sobre el Capitán América llegará en 2011. Sus fans la esperan con los brazos abiertos para poder olvidar el agravio que sobre el personaje se cometió en 1990. Al patriótico personaje de Marvel le encarnó Matt Salinger, el hijo del escritor J.D. Salinger, después de que se descartara a Arnold Schwarznegger y Dolph Lundgren. Se trata de una película de muy bajo presupuesto, que se toma numerosas licencias con respecto al original. Las orejas que luce el capi son artificiales, debido a las molestias que le provocaba a Salinger el diseño de la máscara.

La prima de acero

supergirlSupergirl tenía que haber sido la primera parte de una trilogía de Warner protagonizada por Brooke Shields en la que su primo Superman desempeñaba un papel fundamental. Sin embargo, el mencionado batacazo comercial y artístico de Superman III hizo que Warner se olvidara de Krypton y el proyecto fuera asumido por Tri-Star Pictures. Supergirl tuvo un presupuesto de 50 millones de dólares, casi como el primer Superman, pero fracasó en taquilla. Vista 24 años después, resulta entrañable.

El castigador de la pradera

castigadorLa versión de 2004 del mismo personaje, El Castigador, era tan mala e insulsa que hasta hace buena la que en 1989 protagonizó Dolph Lundgren (sí, el Ivan Drago de Rocky IV). A diferencia del cómic de Marvel en que se basa, aquí Frank Castle, alter-ego del justiciero que se carga a los villanos por las malas, es un policía retirado y no viste la inconfundible camiseta de la calavera gigante. Las escenas de lucha fueron improvisadas, seguramente tanto como el guión. La película no llegó a estrenarse comercialmente por la bancarrota de New World Pictures.

El otro puma

hombrepumaA principios de los 80 ciertas productoras italianas se aprovechaban del tirón de los taquillazos del momento (en este caso, el Superman de Richard Donner) para crear sus propias versiones. Los resultados eran inenarrables, como atestigua este Hombre puma, un superhéroe con capa-poncho y vaqueros que quiere desbaratar los planes de una organización malvada para hipnotizar a los líderes mundiales. Entre sus poderes, podía hacerse invisible y volar mientras enseñaba sus garras con felina furia, casi como Ortega Cano cuando le preguntan algo inconveniente. ¿Exageramos? Compruébalo por ti mismo.

Publicado en ADN.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: