Skip to content

Nacho Vigalondo despega como puede

junio 10, 2008

Les habla el comandante Nacho Vigalondo, al mando de la aeronave de Vueling con destino a Santa Cruz de Tenerife. En el transcurso del vuelo podrán ustedes contemplar mi primer largometraje, Los cronocrímenes, mientras degustan un bol de palomitas y disfrutan de su Coca-Cola.

No lo dijo, pero sin duda se imaginó que lo decía.

vigalondoA Vigalondo, que siempre estrena sus obras en lugares singulares, siempre le gustó coger uno de esos telefonillos con los que en las películas de catástrofes de los 70 se anunciaba un peligro inminente para la atemorizada tripulación. Esta vez, el intranquilo es él. “Si no os gusta la película no sé qué podemos hacer. Hay más canales de audio en los cascos y bolsas de papel en el asiento de enfrente”.

Unas horas más tarde, se fuma tranquilamente un enorme puro en el hotel Contemporáneo de la capital tinerfeña. El pase de Los cronocrímenes a miles de metros de altura para prensa, concursantes del juego interactivo basado en la película y amigos varios ha ido mejor de lo que pensaba, a pesar de que algún viajero ajeno al experimento pusiera el grito en el cielo por el trasiego de cámaras.

Economía del crimen

Los cronocrímenes tan sólo cuenta con cuatro personajes, escasas localizaciones y viajes en el tiempo, una suerte de Atrapado en el tiempo para amantes del género fantástico con el que Vigalondo depura el estilo que ya practicó en sus afamados cortos. “Es más fácil hacer una película con muchos medios que hacerla con pocos. Si la película fuese ortodoxa y tuviera un despliegue de elementos en pantalla normal, sería más fácil generar confianza hacia esa película, pero yo quería hacer una especie de ecuación diabólica, con pocos elementos. Me gusta hacer malabarismos con el lenguaje, más que expandir un universo a lo grande”.

¿Ciencia-ficción neorrealista? “Me gusta mezclar el realismo y la ciencia-ficción en un único punto. Me atrae la posibilidad de contar una historia absolutamente fantástica y luego utilizar las herramientas del cine para atraerla a la realidad desde la interpretación, la composición de planos, la atmósfera; contar algo que ofrezca la impresión de que podía haber sucedido al lado de tu casa”.

Salto al vacío con Red

Los Cronocrímenes arrasó en su paso por el último festival de Sitges, aunque Vigalondo ha pasado las de Caín para encontrar un distribuidor para su película. Un poco más y los telespectadores españoles conocen el remake antes que el original.

“El mundo de la distribución el que realmente levanta barreras entre el público y las películas y genera situaciones tan demoledoras como que haya tantas y tantas películas españolas que ni se estrenan. O que haya estrenos fantasmas destinados a conseguir una subvención por venta de taquilla, pero que ni se promocionan ni se ofrecen al público real, sino que se lanzan en salas desconocidas en la meseta española”.

Los cronocrímenes ha tardado en encontrar su camino hacia la gran pantalla, pero desde hace meses es la película más esperada en la Red. “Lo que estamos haciendo es aprovechar todos los medios de distribución que están a nuestro alcance. No estamos reformulando nada ni estamos pretendiendo revolucionar nada, sino que estamos sin más explotando aquello a lo que tenemos acceso. No podemos anunciar la película en televisión. No podemos poner grandes carteles en la calle, pero podemos a través de internet contar lo que queremos contar”.

Terror a muerte en Santa Cruz

Los cronocrímenes, que no es cine de terror ni de serie B, ha sido elegido por el Ayuntamiento de Santa Cruz para promocionar los carnavales del próximo año de la ciudad, dedicados al cine de terror de serie B.

Así lo anunciaba, con una indumentaria a medio camino entre Harry Potter y teclista de The Cure en horas bajas, el Concejal de Economía y Hacienda Ángel Llanos, en una fiesta en la Oficina de Turismo de la Calle Noria en el que no faltó humo de discoteca, sangre de pega, trajes negros y hasta el ex árbitro Brito Arceo, participante en Gran Hermano VIP.

Una fiesta más indicada para el estreno de una película de Paul Naschy que para la inclasificable ópera prima de Vigalondo, de lo cual él es consciente: “No he tenido en mente si es para el gran público o para los amantes del género cuando he hecho la película. Lo que he intentado es ser libre al respecto. Lo que me ha movido casi en estado puro es el afán de hacer algo diferente y que pueda sorprender en un momento dado”.

Publicado en ADN.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: