Skip to content

José Corbacho: “Las líneas de los géneros están para traspasarlas”

abril 22, 2008

corbachoJosé Corbacho y Juan Cruz se conocen desde hace 25 años. Comparten el mismo tipo de humor y su manera de entender el cine. La confianza mutua les lleva a un proceso de dirección intuitiva en el que ni siquiera tienen que sentarse para repartirse las tareas. Tras su debut cinematográfico con Tapas, en el que reconocen que se embarcaron “con más ilusión que consciencia”, afrontan su segunda película juntos. Cobardes, que se estrena el 25 de abril, afrontan el tema del fracaso escolar sin necesidad de recurrir a dramatismos fáciles ni maniqueísmos.

¿Cobardes responde más a vuestras inquietudes sociales o como cineastas?

Corbacho: Básicamente como cineastas. De hecho, no nos hemos dado cuenta de que esta película tenía un plus social hasta que la hemos montado y la hemos empezado a compartir con nuestro entorno. Lo único que nos preocupaba era explicar bien una historia y que llegara y emocionar a la gente, pero sin ninguna pretensión que no fuera cinematográfica.

Cruz: Queríamos lograr un fresco, un retrato del momento en el que estamos viviendo.

La idea de Cobardes nace de una sugerencia de Julio Fernández, presidente de Filmax. ¿Os ha condicionado a la hora de hacer la película?

Corbacho: Más que una obra de encargo, es una película que parte de una premisa ajena. Tomamos el punto de partida del acoso escolar y a partir de ahí desarrollamos una historia, convirtiendo la película en una propuesta de autor.

Cruz: No tenemos capacidad de tomar distancia con respecto a lo que hacemos aunque se trate de algo de encargo. O lo hacemos nuestro o es difícil que nos pueda interesar.

Aunque la película aborde el fracaso escolar, aborda tangencialmente temas como la incomunicación o la soledad. ¿Se trata de una película con niños para adultos?

Corbacho: Aunque la trama se desarrolle en el instituto y se hable de problemas entre chavales, la película tiene una perspectiva adulta y probablemente tenga un público adulto y una reflexión acorde. Tampoco queremos obviar que en los pases previos que hemos llevado a cabo en institutos nos ha sorprendido la implicación y respuesta de los chavales.

¿Teníais miedo de no saber conectar con la generación del móvil y YouTube?

Corbacho: La verdad es que nos preocupamos mucho de que en nuestras películas se asemejen a la realidad. Hemos tenido mucha suerte a la hora de trabajar con los chavales porque nos han ayudado a darle credibilidad a la trama. Claro, siempre tienes la preocupación de que un chaval te diga después de la proyección: “¡Pero qué me estás contando!”.

Cruz: Somos unos enfermos a la hora de intentar que los personajes resulten creíbles y el espectador sienta que lo que le están contando es algo real.

Cobardes lograr esquivar la violencia explícita y el final moralizante…

Corbacho: Tampoco es que nos hayamos cortado conscientemente, lo que ocurre es que preferimos sugerir la violencia que no recrearnos en una muerte explícita. En cuanto al desenlace, es muy coherente con la historia del chaval protagonista al que nadie escucha y nadie entiende, y quien lo hace es un referente equivocado. Es un final muy abierto y ambiguo para que la gente le de vueltas. Somos más del “Continuará” que del “The End”.

Fernández se ha referido a Cobardes como la película más terrorífica presentada por Filmax. ¿Estáis de acuerdo?

Corbacho: El miedo era algo que teníamos presente a la hora de escribir el guión, aunque se trate de miedos más cotidianos, más reales, con los que el público normal podía empatizar. Probablemente sea un miedo que te intranquilice más, y nos gusta que sea así.

Cruz: Las películas de terror convencionales probablemente las olvides al llegar a casa. El tipo de miedos que refleja la película son mucho más perturbadores.

¿Os preocupa que Cobardes se pueda etiquetar de cine social?

Cruz: Hay películas e historias, pero no géneros. En este país se cae en el vicio de decir que el cine español está anclado en el costumbrismo, y nadie se cuestiona que American beauty o Vidas cruzadas puedan ser costumbristas. Intentamos contar cosas que están en la calle. Las películas hay que valorarlas por lo que consiguen dar a nivel emocional; sin más.

Vamos, que no queréis ser Ken Loach.

Cruz: No hemos pretendido ponernos demasiado serios ni hacer cine de corte social. Al final, lo que acaba motivando al espectador son los dramas universales y nos las historias locales.

Corbacho: Cobardes es del género Corbacho y Cruz, porque las líneas de los géneros están para traspasarlas.

Publicado en ADN.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: