Skip to content

Espiando la intimidad de los músicos

abril 3, 2008

‘Joe Strummer. Vida y muerte de un cantante’  (Julien Temple)

joestrummerEl género del documental musical o rockumentary despierta pasiones. Julien Temple es un fan fatal de The Clash, aunque sus proyectos con Sex Pistols fueron posponiendo el documental que siempre quiso hacer sobre la banda. El director era un amigo personal de su líder, Joe Strummer, y su muerte hace unos años le llevó a hacer un homenaje en forma de documental.

Joe Strummer: Vida y muerte de un cantante alterna imágenes inéditas de archivo con declaraciones de amigos, músicos y alguna que otra celebridad que, la verdad, bien poco tiene que aportar al respecto. Mucho más interesante cuando se narran los primeros años del punk y la formación de la banda que en la última parte de la cinta, en la que se cuentan las andanzas del último grupo de Strummer, The Mescaleros.

‘Shine a light’  (Martin Scorsese)

Shine A LightUn veterano oscarizado y la banda más legendaria de la historia del rock’n’roll se unen para traer al público el gran acontecimiento musical y cinematográfico del año. Con Shine a light, Martin Scorsese muestra al mundo a los Rolling Stones como nunca antes han sido vistos. Filmado en el famoso Beacon Theatre de Nueva York en el otoño de 2006, Scorsese reunió a un legendario equipo técnico capaz de capturar la increíble energía de la banda.

‘Some kind of monster’ (Joe Berlinger y Bruce Sinofsky)

somekindofmonsterMetallica querían documentar el proceso de grabación de St. Anger, su primer disco en cinco años. Sin embargo, las tensiones acumuladas con el paso de los años entre los miembros de la banda no tardan en estallar y la lucha de egos llega hasta al punto de tener que contratar al psicólogo Phil Towle para que no se maten entre sí.

Some kind of monster documenta el bloqueo creativo de la banda, su ansiedad por estar a la altura de las expectativas de millones de seguidores con las nuevas canciones y las crisis personales de sus miembros, incluyendo una escapada del vocalista James Hetfield a un centro de rehabilitación para desengancharse de su alcoholismo.

Bob Dylan. No direction home (Martin Scorsese)

no_direction_home_detailDe nuevo Martin Scorsese. El director se centra en el periodo comprendido entre la llegada del bardo de pelo encrespado a Nueva York en 1961 y su accidente en motocicleta en julio de 1966; cinco años que forjaron la leyenda de un artista llamado a cambiar la historia de la música.

En el documental, de cuatro horas de duración, aparecen varios Dylans. Aquí está el joven que quiso convertirse en el nuevo Woody Guthrie, el trovador bohemio que redefinió el fok y el genio descreído que empuñó una guitarra eléctrica en el festival de Newport, para descontento y desconcierto de muchos de sus seguidores.

The Ramones. End of the century (Jim Fields y Michael Gramaglia)

ramones“Eramos reales. Eramos como 4 individuos únicos. Es una fuerte química desbalanceada. Los opuestos se atraen y toda esa mierda”. Como reconoce el vocalista Joey Ramone, los pioneros del punk The Ramones siempre fueron unos antihéroes en lucha contra casi todo. Sus broncas, adicciones y diferencias ideológicas eran míticas, pero ellos siempre permanecieron inasequibles al desaliento.De la formación original sólo queda vivo el batería Tommy Ramone, pero su legado (de 1974 a 1996) continúa vigente, y este documental lo repasa mediante entrevistas a Iggy Pop, Joe Strummer o Debbie Harrie, así como a ex miembros de la banda y amigos.

El diablo y Daniel Jonston (Jeff Feuerzeig)

devilanddanieljohnston_l200601261702El sensible y genial Daniel Johnston registró su niñez y adolescencia en cintas de casette, grabaciones en Super 8 y cómics. Feuerzeig recopiló ese material, además de entrevistas con sus familiares y allegados, para documentar la terrible historia de este artista de culto admirado por Sonic Youth, Kurt Cobain o David Bowie.

Filmado con admiración y ternura, el documental narra tanto su breve ascenso a la fama como los trastornos psicóticos que le llevan a imaginar encuentros con el mismo diablo.

The sex pistols. The filfth and the fury (Julien Temple)

sexpistolsMalcolm Mclaren, mánager de The Sex Pistols, es un gran manipulador. En 1978 convenció a un joven Julien Temple para que rodara la historia de la banda desde su punto de vista. The great rock´n´roll swindle retrataba a los Pistols como marionetas mugrientas y pardillas.

22 años más tarde Temple se tomó la revancha con The filth and the fury, un documental en el que da voz a los miembros del grupo, documentando de paso la Gran Bretaña de finales de los 70 consumida por el paro y el descontento social. Impacta laentrevista inédita con el vocalista Johnny Rotten en la que se emociona al hablar del malogrado bajista Sid Vicious.

El último vals (Martin Scorsese)

ultimovalsPara muchos melómanos, El último vals es el mejor documental que se haya rodado nunca sobre una banda de rock. El Día de Acción de Gracias de 1976 The Band se despedían con un concierto en San Francisco. Lo que en principio iba a ser un triste adiós, se convirtió en toda una celebración. Por el escenario pasaron Eric Clapton, Neil Diamond, Bob Dylan, Emmylou Harris, Van Morrison o Neil Young.

Martin Scorsese, armado con siete cámaras de 35 milímetros, estaba ahí para recoger el mítico momento, acompañado por genios de la fotografía como Lászlo Kovács o Vilmos Zsigmond.

Scott Walker. 30th Century Man

scottwalkerScott Walker es una de las figuras más enigmáticas y apasionantes de la música. En los años 60 se disputaba la listas de éxitos con los Beatles y Rolling Stones al frente de sus Walker Brothers. Después, iniciaría una carrera en solitaria inspirada en las películas de Ingmar Bergman, el existencialismo de Sartre y las canciones de su adorado Jacques Brel.

En 1978 dejó de tocar en directo, se recluyó y comenzó a sacar discos con cuentagotas. Excepcionalmente, Walker dejó que las cámaras registrasen la grabación de su último disco, The drift. 30th century man se completa con las declaraciones de admiradores como David Bowie, Sting, Brian Eno, Thom Yorke o Jarvis Cocker, que rinden sus respetos al maestro. El documental es tan oscuro y tan denso como el universo de su creador.

Neil Young. Heart of gold (Jonathan Demme)

neilyoung_bEn la primavera de 2005, al cantante, poeta y cineasta Neil Young se le diagnosticó un aneurisma cerebral potencialmente fatal. La operación salió bien, y para celebrarlo interpretó en exclusiva, con la presencia de la cámara de Jonathan Demme, su disco Prairie wind en el Ryman auditórium de Nashville.

El cineasta y Young concibieron un concierto que evocara la riqueza y complejidad de la visión del mundo del músico. Tanto la música como las imágenes del documental brindan una perspectiva emotiva de la relación de Young con la familia y los amigos, la mortalidad y el paso del tiempo. Le acompañan en escena muchos viejos cómplices musicales, como la estrella del country Emmylou Harris, su esposa Pegi Young y el guitarrista Ben Keith.

Depeche Mode.101 (D.A. Pennebaker)

depechemode101Depeche Mode dieron carta blanca al cineasta Donn Alan Pennebaker, famoso por su documental Don´t look back sobre Bob Dylan, para que filmase el último tramo de la gira norteamericana de Music for the masses.

En 1987, los británicos eran un objeto de culto casi religioso para sus fans, que se aprendían al dedillo sus canciones e imitaban el peinado y vestimenta de Dave Gahan, Martin Gore y compañía. Pennebaker, que no conocía al grupo cuando asumió el encargo, apostó por documentar la travesía de un grupo de fans que siguen a la banda durante la última parte de la gira, aplicando por primera vez las técnicas del reality-show al documental.

‘1991. The year punk broke’ (Dave Markey)

sonicyouthLas escenas, rodadas sin guión o preparación, se alternan con canciones del concierto que la banda dio ante 75.000 personas en el estadio Pasadena Rose Bowl. Depeche Mode, por cierto, no se quedó nada contento con el documental.

En 1991 Sonic Youth iniciaban su gira europea con unos tales Nirvana de teloneros. Los de Cobain preparaban Nevermind, el disco que catapultaría a las listas de ventas el grunge, el noise rock, el indie y demás esencias.

La gira fue documentada por el cineasta y músico Dave Markey, conocido por hacer del Super 8 una marca de estilo. Con un exiguo presupuesto de 6.000 dólares, el interés del documental no reside  sólo en las actuaciones en vivo, sino en los tiempos muertos de la gira, con  imágenes tan impactantes como las de Kurt Cobain y Dave Grohl babeando incoherencias mientras desparraman la comida del catering.

Publicado en ADN.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: