Skip to content

Parodia como puedas

marzo 28, 2008

Se parten de Esparta

casi300Casi 300 es la última aportación al género de las spoof movies, o películas que parodian títulos de éxito. Sus directores, Jason Friedberg y Aaron Seltzer son los continuadores de una tradición que inició Mel Brooks con Sillas de montar calientes a mediados de los 70. Se trata de un género que funciona más como satira que como comedia en sí misma, aunque hay estupendas excepciones.

¡Está vivo!, ¡vivo!

jovencitofrankMel Brooks es el rey de las spoof movies, y en El jovencito Frankenstein consiguió su mejor resultado. Se trata de un sentido homenaje al ciclo de películas que sobre la criatura de Frankenstein realizó la Universal a partir de los años 30. Para ser más fiel al modelo original, la película se fotografió en blanco y negro y se usó parte del equipamiento científico utilizado en el Frankenstein de 1931. La película incluye numerosos gags hilarantes, fruto de la interacción entre el doctor Frederick Frankenstein (genial Gene Wilder) y su jorobado criado Igor (Marty Feldman).

Cómo acabar con los clásicos rusos

borisgrushenkoWoody Allen ama por igual la literatura rusa que al cineasta Ingmar Bergman, lo que no le impide tomárselos a guasa tanto en sus relatos de Cuentos sin plumas como en una de sus primeras películas, La última noche de Boris Grushenko. Esta comedia de slapstick (humor físico) está repleta de brillantes gags y diálogos que tratan de quitar trascendencia a Dostoievski, Pushkin y compañía. Al final de la película, Allen/Grushenko bailotea mientras sigue a la muerte, en un simpático guiño a El séptimo sello, de Bergman.

Mi sable es más grande que el tuyo

locahistoriagalaxiasLa saga galáctica de George Lucas ha sido homenajeada y parodiada hasta la saciedad durante los últimos 30 años. Además de copias descaradas (Starcrash, con el inefable David Hasselhoff o Dünyayi Kurtaran Adam, una especie de Guerra de las galaxias turca), Star wars cuenta con una parodia más o menos oficial: La loca historia de las galaxias (1987).

La película de Mel Brooks se mofa del lenguaje (“pasen a velocidad absurda” o “la mía es más grande que la tuya” en un duelo de espadas láser), los personajes (aquí aparecen la Princesa Vespa, Pizza el Hutt o el maestro Yogurt) y algunas secuencias míticas de la saga de Lucas. Los soldados del malvado Lord Casco Oscuro peinan el desierto… con un peine gigante.

Mal día para dejar de fumar

aterrizaAterriza como puedas (1980) acabó con las películas de catástrofes aéreas que asolaron la cartelera a finales de los 70. En realidad, es una parodia casi literal de 1957 Zero Tour!, de la que los guionistas y realizadores David Zucker, Jim Abrahams y Jerry Zucker (popularmente conocidos como ZAZ) compraron los derechos para evitar problemas legales y que convirtieron en comedia. Algunas de las líneas de guión más hilarantes, como “Elegí un mal día para dejar de fumar” (que acaba derivando en “elegí un mal día para dejar de esnifar pegamento”) están sacadas literalmente de 1957 Zero Tour! .

La película fue rodada en poco más de un mes y con tan poco presupuesto que las familias de los realizadores tuvieron que hacer de extras. Entre sus gags más recordados, el muñeco hinchable que toma los mandos del avión al accionar el botón de piloto automático.

Tras el telón de acero

topsecret1En las películas de los ZAZ el argumento es lo de menos. Sus películas avanzan a golpe de gag absurdo e irreverente. En uno de sus mayores éxitos, Top secret!, mezclan la parodia al cine de espías de la Guerra Fría con la de la Alemania Nazi de la II Guerra Mundial.

En Top secret!, el equipo olímpico de Alemania Oriental es un grupo de travestis musculados, los surfistas disparan a aviones y el ojo aumentado de Peter Cushing lo sigue estando aún cuando se quita la lupa. Lo mejor es el número musical en el que la estrella juvenil Nick Rivers (Val Kilmer) escenifica las distintas formas de suicidio (horno y soga incluidos) al cantar una canción de desamor.

En el cielo como en la tierra

La A de los ZAZ, Jim Abrahams, puso al descubierto con las dos entregas de Hot Shots! las vergüenzas de dos de los géneros bélicos más en boga a principios de los 90. En la primera parte, Topper Harley (Charlie Sheen) es un atribulado piloto atrapado por su pasado que parodia al Tom Cruise de Top Gun. En Hot Shots II!, se pone la cinta de Rambo, y liquida al mismo Saddam Husein disparándole con su arco… una gallina.

Parodia con acné

nootrapeliculaamericanaDurante los últimos años, el género de las spoof movies ha caído en lo grosero y redundante, con títulos como Epic movie o Date movie. No es otra estúpida película americana es de lo poco salvable del lote, con sus puyas al cine de adolescentes de John Hughes (responsable de El club de los cinco), pero también a películas más contemporáneas como Crueles intenciones y Nunca me han besado. La aparición de Molly Ringwald (La protagonista de La chica de rosa) autoparodiándose es sencillamente gloriosa.

Muertos de risa

scarymovieScream revitalizó el género de terror para adolescentes a mediados de los 90. Su tremendo éxito dio lugar a varias secuelas y también a Scary movie, el inicio de una saga paródica caracterizada por el humor grosero, sexual y patológico. Su eslogan rezaba “Sin clemencia. Sin vergüenza. Sin secuelas”. Obviamente, la tercera de las premisas era irónica, porque hasta la fecha se han hecho cuatro secuelas más, en las que se parodia la saga de Saw, el terror asiático o El exorcista, pero también títulos como Million dollar baby o Brokeback mountain. La primera de las entregas contenía algún gag conseguido, pero cuesta diferenciar las secuelas entre sí.

Mi novio es un zombi

shawnLa divertida Shaun of the dead tuvo mala suerte en la taquilla española. Su título era un homenaje al clásico del género zombi El amanecer de los muertos (Dawn of the dead) de George A. Romero que jugaba con el nombre del protagonista, Shawn, interpretado por Simon Pegg. Pero la gracia se perdió cuando el mercado español la tradujo por Zombies party y, con ese título, pocos quisieron ir a verla.

La mejor secuencia de la película es aquella en la que Shaun y su colega deciden acabar con un zombie lanzándole vinilos. Shawn no está dispuesto a quedarse sin sus discos de TheStone Roses (“a mí me gusta el segundo disco”) o New Order, así que deciden emplear como arma arrojadiza un disco de Sade, que se convierte en un frisbee letal.

Marcianos castizos

ete1El cine español no ha permanecido ajeno a la sana costumbre de parodiar taquillazos de éxito. Al director Manuel Esteba se le encomendó la tarea de crear un E.T. castizo, y como debía andar corto de presupuesto, acabó recurriendo al más feo de los Hermanos Calatrava para encarnar al alienígena de Spielberg.

Eso sí, el dinero ahorrado no se destinó a efectos especiales (el marciano luce un pijama al que se le ven las cremalleras) ni a pulir el guión. E.T.E. se pasa media película balbuceando y contoneándose como si fuera Mick Jagger en la última gira de los Stones.

Él es el rey

leslieLeslie Nielsen es el rostro de las spoof movies, sin discusión alguna. Ha aparecido en la mayoría de producciones del género (Aterriza como puedas, Agárralo como puedas, Despega como puedas, Vaya un fugitivo, Drácula, un muerto muy contento y feliz e incluso Scary movie), gracias a su rostro inconfundible y su talento para el humor físico.

Publicado en ADN.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: