Skip to content

Regreso a la música repetitiva

marzo 10, 2008

minimalismo¿Le queda alguna barrera por derribar a la música? Xavier Güell, director artístico de ¿Los límites de la composición? espera que no, aunque prefiere que sean los asistentes a este ciclo que se celebra en la madrileña La Casa Encendida los que se piensen la respuesta.

El ciclo, que tiene lugar entre el 10 y el 16 de marzo, agrupa a algunas de las figuras más importantes del conocido como primer minimalismo experimental, surgido en los años 60, y que defendían abiertamente el uso de la repetición en sus composiciones.

Se tiende a considerar minimalista cualquier música que trabaje con materiales limitados o mínimos, aunque en su obra The voice of new music, Tom Jonson asegura que la idea del minimalismo abarca mucho más.

“Incluye piezas que requieren mucho tiempo para pasar gradualmente de un tipo de música a otro. Incluye piezas que permiten todas las alturas posibles, a condición de que estén comprendidas entre do y re. Incluye piezas que se ejecutan en un tiempo que no sobrepasa las dos o tres notas por minuto.”

Emoción sin límites

Entre los invitados de lujo del ciclo organizado por La Casa Encendida destaca Terry Riley, uno de los grandes nombres del minimalismo. Suya es una de las primeras obras del movimiento, In C, de 1964.

Riley, con sus investigaciones sobre repeticiones tonales y su uso de estructuras rítmicas y armónicas por encima de las melodías ha ejercido una notable influencia en algunos de los músicos más vanguardistas de los últimos años. El grupo de noise-rock Sonic Youth le cita con frecuencia, y formaciones de post-rock como Stereolab, Silvania o Tortoise continuaron sus experimentos sonoros.

El minimalismo de Riley también ha mostrado ser perfectamente compatible con la música electrónica. Richie Hawtin le adora y Apparat le homenajea en su reciente Walls.

¿Los límites de la composición? también contará con la presencia de Christian Wolf, que con frecuencia produce música casi sin sonido; Alvin Lucier, que genera imágenes a partir de la vibración de la onda; Alvin Curran, con un concepto de obra cíclica abierta a los sonidos de la naturaleza; y David Tudor, en su alter ego de Gordon Gumma, investigador de las modificaciones del sonido acústico.

El director artístico del ciclo tampoco recomienda perderse a Cornelius Cardew, “en donde todo converge en un punto de redefinición de las propiedades naturales, concretas, reales y físicas de los objetos sonoros”.

Como complemento a los conciertos se celebrarán mesas redondas, comisariadas por la filósofa de la Universidad de Barcelona Carmen Pardo, que tendrán lugar del 10 al 12 de marzo, en el Auditorio de la Casa Encendida.

Publicado en ADN.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: