Skip to content

Lo mejor de la hora chanante…¡chanante!

diciembre 4, 2007

Un año después de su desaparición, los fans de La hora chanante siguen echando de menos el programa y revisando sus sketches favoritos en la tele o en internet, aunque su equipo al completo siga haciéndonos reír en Muchachada Nui los miércoles por la noche.

chananteCoincidiendo con el lanzamiento de la caja recopilatoria del programa (que contiene dos DVD con selecciones de las cinco temporadas, sketches eliminados, material inédito, un libreto y un póster con cromos de los personajes), Joaquín Reyes recuerda para ADN.es algunos de sus momentos favoritos del programa, y otros que no lo fueron tanto.

Testimonios

Karpov, Tim Burton o Mike Tyson fueron algunos de los muchos personajes en los que se encarnó Joaquín Reyes, siempre con el mismo acento manchego. “Entre los testimonios de lo que estoy más orgulloso, y que se pueden ver en el DVD, me quedo con el de Mijail Gorvachov, rodado en un único plano secuencia y en una sola toma, y el de Bill Gates“.

Reyes admite por el contrario que “el rodaje del testimonio de Maria Jesús y su acordeón no brilló todo lo que hubiese querido, aunque se salvó en el montaje. Cuando haces comedia no siempre sabes lo que funcionará en pantalla”.

Cinco años no es nada

Cinco años, a un ritmo de programa por mes, dan para muchos sketches.

Reyes recuerda con especial cariño “la parodia chanante del documental sobre la Vida de Michael Jackson, un personaje fetiche en el programa”. No quedó tan contento con “el capítulo de Cuéntaselo a Asun (una parodia de los talk-shows) en el que aparece su personaje Roberto Picazo como fan del cantante melódico Borja Sisante. Picazo es un personaje que funciona en la vida real, pero no en un sketch”.

¿Post humorismo?

chanante2El humor chanante ha creado escuela. Expresiones como “gambitero” o “regulero” han pasado a ser de uso común entre chavales y no tan chavales. El crítico de cine Jordi Costa definió el estilo de Reyes, Ernesto Sevilla y compañía como post-humorismo.

“Es halagador que la gente que habla de tu humor entienda que en él hay componentes nuevos. Existe un grado de provocación en lo que hacemos, que busca más la perplejidad que la carcajada. Aunque pienso que hay cosas de la tradición humorística española que tienen cierta caspa, nos han influido tanto las películas de José Luis Cuerda (Amanece que no es poco) como Faemino y Cansado”.

Reyes admite la presencia del sentido del absurdo de Monty Phyton en el humor del programa, particularmente en las animaciones. “Sin embargo, nosotros entendíamos las animaciones de Superñoño o Doctor Alce a modo de tiras cómicas, y Terry Gillian (miembro del grupo de humor inglés y ahora director) las entendía más a modo de transiciones”.

¿Qué pasó con?

Personajes como El payaso, El gañán o Vicentín siempre contaron con el favor de la muchachada, aunque en los inicios del programa se echó mano de otros personajes como Agnes Chevalier, y sus disparatadas tertulias literarias, o Eduardo Torrijos (el entrañable reportero de la CÑÑ).

“Nos ataba mucho tener una sección fija. Queríamos volar libres y este tipo de secciones nos anclaban y no nos dejaban evolucionar. En realidad, el programa fue un campo de pruebas que nos permitió aprender trabajando.

¿A quién llamas cutre?

Algunos fans en internet se lamentan estos días de la pérdida de lo que ellos consideran el lado cutre de La hora chanante, algo con lo que Joaquín Reyes no está de acuerdo. “Al principio de La hora chanante, éramos de todo menos profesionales. Tratábamos de mantener ese desparpajo con el querer jugar y probar cosas, que luego se intentó que resultaran más perfectas. Ese desparpajo no se ha perdido, aunque considero que las cosas resultan más graciosas cuando mejor están hechas”.

Hasta el fin tiene un principio

Cuando La hora chanante cerró sus puertas tras 50 programas, se originaron todo tipo de rumores sobre los motivos del fin. “Existía un cierto cansancio general en el equipo desde comienzos del último año y, pese a que la relación con Paramount Comedy era buena, temía que se deteriorara por cosas que no se podían cambiar. Paramount nos dio todo lo que pudo, pero llegó un momento en el que pedíamos más y más”.

Publicado en ADN.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: