Skip to content

Trembling Blue Stars: “Nunca hemos tratado de llegar a ninguna parte”

noviembre 20, 2007

tremblingLa reciente decisión de Bobby Wratten, el escurridizo líder que se cobija bajo el paraguas de Trembling Blue Stars, de abandonar los escenarios, hizo temer a los seguidores de la banda por su continuidad. Afortunadamente, el grupo acaba de entregar su sexto álbum, el segundo en el seno del sello Elefant Records. “Para serte sincero, mi relación con respecto a los directos siempre ha sido peculiar. Somos una banda introspectiva y nuestra música no se adecua al formato de directo. Además, no me gusta la idea de acabar un disco y luego pasarte los siguientes dieciocho meses repitiéndolo. No parece ser un proceso muy creativo. Pienso que con los discos debería ser suficiente. Ya no estoy interesado en salir a escena a tocar versiones inferiores de las canciones que quedaron bien en el estudio”.

Sin tratarse de un disco rupturista, The Last Holy Writer, “que era la forma en que John Updike se refería a Franz Kafka”, trata de ampliar el abanico estilístico de estos adalides de lánguido y delicado pop otoñal. “Siempre me ha interesado tanto la composición de melodías como el tratamiento sonoro de cada disco. Me gusta la música pop tanto como la experimental y trato de combinar las dos, introduciendo ideas avant garde en estándares clásicos de pop. Trato de escapar del concepto de guitarra, bajo y batería; lo encuentro aburrido. Sin ir más lejos, una canción del último disco, Schnee Gletscher Glas, incluye grabaciones de campo, cajas de música manipuladas o el sonido de pisadas sobre ramas secas. Me encantan los ruidos que salen por azar o accidente, los que no puedes planificar ni repetir. Quiero forzar las cosas un poquito sin dejar de hacer música pop reconocible”.

Mar otra vez

También se percibe una mayor apertura en unas letras plagadas de referencias al mar y a barcos hundidos. “Las letras no son exclusivamente melancólicas. Me gustaría pensar que el álbum cubre un amplio rango de emociones. Mientras que November Starlings es muy animada, The Coldest Sky resulta desoladora. Una canción como Idyllwild parece radiante por la música pero la letra resulta muy descorazonadora. Por su parte, From A Pale Blue Rosary es una canción musicalmente triste pero de letra más alegre”. En sus nuevas composiciones ya no existe la necesidad de sincerarse hasta el punto en que lo hizo en la ópera prima del grupo, Her Handwriting, escrita para tratar de comprender y superar la ruptura con Annemari Davies, su musa oficial durante tantos años.

“Para mí, incluso la letra más autobiográfica cambia cuando se convierte en canción. Las cosas se alteran, simplifican y exageran tanto en las canciones que no me parece que se me pueda conocer a través de las mismas. Es cierto que hay un montón de detalles personales en el disco, pero no siempre que digo ‘yo’ en las letras tiene que tratarse necesariamente de mí. Hay canciones escritas desde el punto de vista de otra persona”, asegura.

Será que a Wratten ya no le hace falta exorcizar demonios interiores, tal y como se desprende de sus frecuentes alusiones a Beth Arzy (compañera sentimental y de grupo) durante la entrevista. Como muestra, un botón: “Creo que las tres canciones en las que canta Beth son preciosas y su labor es fantástica. Idyllwild es muy personal para ella y la canción cobra vida precisamente por eso. Una vez que supe que ella la iba a cantar me fue mucho más fácil finalizarla. La hice a su medida. En función de que Trembling Blue Stars continúe, estoy seguro de que Beth acabará encargándose de la voz principal. Ella canta en nuestro nuevo single (Beautiful Blank), que fue grabado como parte del disco pero se dejó fuera expresamente porque queríamos lanzar un sencillo de forma independiente”.

Estrellas que se extinguirán

No es la primera vez que Wratten desliza entre líneas la posibilidad de que sus estrellas tristes se extingan pronto. De cualquier manera, la carrera de Trembling Blue Stars está resultando bastante más longeva que la de anteriores aventuras de Wratten, como los añorados The Field Mice o los fugaces Northern Picture Library. “No lo veo realmente como una ‘carrera’. Nunca he tratado de conseguir nada ni de llegar a ninguna parte. Siempre me lo he tomado según venía. Si echo la vista atrás, siempre que ha habido una oportunidad de éxito he tendido a sabotear las cosas desapareciendo, rompiendo la banda o negándome a tocar en directo. Quizá fue un error romper la banda después de hacer una gira por Estados Unidos cuando estábamos en Sub Pop, pero no me encontraba en el mejor estado de ánimo posible para continuar, así que decidí (metafóricamente) dejar de contestar al teléfono”.

Publicado en Mondosonoro

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: