Skip to content

Descubriendo el universo tenebroso de Bruno Schulz

septiembre 17, 2007

brunoPese a su estatus de artista maldito, o precisamente por ello, la obra del escritor, traductor de Kafka y dibujante polaco Bruno Schulz no ha disfrutado en España del reconocimiento que se merece. Para remediar la injusticia, desde el 18 de septiembre y hasta el 11 de noviembre tendrá lugar en la Sala Goya del madrileño Círculo de Bellas Artes la exposición Bruno Schulz: el país tenebroso.

Esta colección, la primera que se realiza en España sobre el autor, propone una visión de conjunto sobre su obra, haciendo especial hincapié en El libro idólatra, el álbum de veinte grabados que realizó a principios de los años 20 y que fue realizado mediante la técnica de impresión fotográfica cliché-verre, que consiste en raspar una imagen en la superficie de un cristal opaco.

En la exposición también se podrá contemplar su único cuadro al oleo, El reencuentro, así como los dibujos y grabados incluidos en sus dos libros publicados, Las tiendas de color canela (1934) y Sanatorio bajo la Clepsidra (1937).

Schulz, nacido en 1892, está reconocido como uno de los mayores talentos polacos de las vanguardias del primer tercio del siglo XX, aunque alternó su rutinaria ocupación como profesor de dibujo con una vida anodina y gris. Su ciudad natal, Drohobycz, con sus laberínticas calles y su apariencia apacible, se convertía en sus manos en una entidad angustiosa de carácter universal y esencia metafísica, que apresaba y fascinaba al mismo tiempo al artista. En su obra se detectan las influencias del simbolismo y el expresionismo alemán.

En El país tenebroso se pueden rastrear algunas de las obsesiones del autor en torno a su visión del padre y del erotismo (poblada por hombres dóciles en manos de mujeres dominantes), lo que le ha emparentado con artistas centroeuropeos de su época como Franz Kafka o Alfred Kubin. La colección incluye sus numerosos autorretratos, pero no su último manuscrito, El Mesías. Esta novela desapareció misteriosamente en los días de noviembre de 1942 en que fue asesinado a manos de un oficial nazi en el gueto en el que estuvo confinado sus últimos meses, debido a su procedencia judía

El país tenebroso se completa con la obra plástica de tres de sus predecesores polacos, Wojciech Weiss, Witold Wojtkiewicz y Stanislaw Ignacy Witkiewicz, la de un artista contemporáneo que se inspira en él, Jan Lebenstein, y la de algunos de los artistas europeos que influyeron a Schulz, como Francisco de Goya, el belga Félicien Rops o el británico Aubrey Beardsley.

En el catálogo que se presenta junto con la exposición se pueden encontrar además textos de Monika Poliwka, Lukasz Kossowski,Irena Kossowska, Serge Fauchereau y el pintor español Sergio Sanz, estudiosos del universo schultziano.

Hasta la fecha, sólo se había podido apreciar su obra plástica en las muestras El poeta como artista (CAAM, Las Palmas de Gran Canaria, 1995) y La palabra pintada (Es Baluard, Palma de Mallorca, 2006). Su obra literaria ha sido difundida por Barral, Siruela y Maldoror, que es la única editorial en España que no ha descatalogado sus textos.

Publicado en ADN.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: