Skip to content

Entrevista a Electrelane

mayo 5, 2007
tags:

electrelane

La historia de la banda que pasa por una crisis interna y se reúne para grabar su mejor disco suena a recurrida leyenda promocional, pero en el caso de Electrelane no puede ser más cierta. La exagerada agenda de conciertos cubierta por el grupo de Brighton en los últimos años acabó pasando factura a las relaciones personales entre sus componentes y poniendo en peligro la continuidad del proyecto. “Tras finalizar la última gira necesitábamos tomarnos un descanso. Habíamos llegado a perder la comunicación, y necesitábamos estar un tiempo separadas para volver a sentir las ganas de tocar juntas de nuevo. Ayudó a ello el hecho de que Emma y Mía residan en Estados Unidos y Verity en Berlín. Por mi parte, tras pasar un tiempo en Madrid marché a Londres”, admite en un perfecto castellano Ros Murray, bajista de la banda.

Tras un receso de seis meses, la banda se reunió sin apenas material para comenzar a elaborar las canciones de su cuarto álbum, “No shouts, No calls”. “Escribimos las canciones del anterior disco en un sitio muy oscuro de Brighton y luego lo grabamos en Chicago en pleno invierno. En esta ocasión, nos reunimos el pasado verano en Berlín y grabamos las canciones en el estudio Key Club, en Michigan. Ha resultado ser el disco más sencillo de escribir y grabar, y el buen ambiente ha acabado reflejándose en su sonido”.

“No shout, no calls” no renuncia a la atronadora potencia rítmica de la banda, ni aparca del todo sus clásicos desarrollos de kraut rock, pero es el disco más luminoso y optimista que haya facturado nunca el cuarteto. Por momentos, parece la antítesis del abrasivo y experimental “Axes”. “Este es un disco muy distinto al anterior. Concebimos “Axes” como si se tratase de una obra en directo. Además, queríamos que todo el disco funcionase como una única pieza, por lo que no hay separación entre las canciones. En el caso de “No shouts, No calls” fue distinto, porque cuando entramos a grabar las canciones no teníamos ninguna idea predefinida del resultado que iban a tener al final, hasta el punto de que ni habíamos escuchado las letras de Verity porque le daba vergüenza cantarlas delante de nosotros. Finalmente, las canciones acabaron adoptando un aspecto totalmente distinto al que tenían al empezar a grabarlas ”.

En esta ocasión Electrelane no han optado por la cruda producción del reputado Steve Albini, como en sus dos discos anteriores, sino por Bill Skibbe y Jessica Ruffins (Fiery Furnaces). “No creas que ha habido tanta diferencia. Steve Albini no se mete mucho a la hora de producir, porque está más interesado en grabar. En esta ocasión, ha sucedido algo similar. Nosotras contábamos a Bill y Jessica lo que queríamos y ellos nos ayudaban a conseguirlo. La diferencia más grande en el apartado de producción es que esta ocasión hemos utilizado el ordenador para grabar. Antes grabábamos en cinta y mezclábamos con Pro Tools, por lo que teníamos que parar cada quince minutos para reemplazar la cinta. En esta ocasión podíamos tocar durante mucho más tiempo hasta quedarnos con la toma que más nos gustaba”.

Esta nueva forma de trabajo ha contribuido a que Electrelane hayan entregado su trabajo más completo. Las de Brighton han aparcado el afán de experimentación para trabajar su colección de canciones más compacta y melódica hasta la fecha. ·”En “No shouts, no calls” hemos realizado un mayor trabajo de estudio. Las canciones cuentan con numerosas capas adicionales de sonido. Además de emplear de nuevo el organo farfisa, hemos incorporado instrumentos como el ukelele. Para este disco, nos hemos preocupado por trabajar específicamente por separado el sonido de cada una de las canciones”.

La ardua labor de estudio contrasta con las letras compuestas por Verity Susman para la ocasión, más sencillas y directas que nunca, algo que choca en una banda tan activa y comprometida ideológicamente. “Personalmente, no veo tanta diferencia entre hablar de cosas personales o políticas. De todas formas, queríamos hacer nuestro disco más personal y honesto, y fue una decisión totalmente consciente el que hablemos directamente de emociones. Hasta ahora, las letras recurrían a la cita ajena o hablaban de historias que no eran las nuestras”.

Publicado en Mondosonoro

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: